Material para trabajar la conciencia fonológica

//Material para trabajar la conciencia fonológica

Material para trabajar la conciencia fonológica

¿Qué es la conciencia fonológica?

Cuando los logopedas hablamos de conciencia fonológica estamos haciendo referencia a si el niño tiene o no adquiridos los fonemas del lenguaje. Esto les permite saber si hay o no un fonema en una palabra, discriminar sílabas aisladas, etc. todo ello ayuda al niño a ir adquiriendo con normalidad el lenguaje. Si por algún motivo tiene problemas en realizar tareas de conciencia fonológica puede conllevar problemas en la lectura, en la escritura, en el lenguaje, etc.

¿Por qué puede estar afectada la conciencia fonológica?

La conciencia fonológica puede estar afectada por distintos y diversos motivos.

  • Otitis recurrentes en la edad infantil: Cuando un niño sufre de otitis, siempre que estas sean muchas en su niñez, pueden oír “distorsionado” el lenguaje y esto puede general “fallos” a la hora de discriminar fonemas.
  • TDA: en niños con trastorno de atención la conciencia fonológica puede estar afectada. Su falta de atención puede hacer que pasen desapercibidos algunos fonemas, por así decirlo, los estudios hacen referencia a la memoria a corto plazo que puede estar afectada.
  • Dislexia: la dislexia es un problema en la lectura y en la escritura. Las personas que tienen dislexia tienen problemas para por ejemplo escribir una palabra que se les dicte, si le decimos escribe Hombro el puede escribir ormo, bromo, etc.
  • TEL: el trastorno específico del lenguaje es un desarrollo lento del lenguaje, niños que tardan más de lo normal en hablar por ejemplo.
  • Dislalias: las dislalias son alteraciones en la articulación de uno o varios fonemas. Un niño con dislalia puede decir “pedo” en lugar de perro, “patano” en lugar de plátano, etc.

¿Cómo podemos trabajar la conciencia fonológica?

Existen muchas y diversas actividades para trabajar la conciencia fonológica:

  • Contar las sílabas o fonemas que tiene una palabra.
  • Hacer rimas, por ejemplo decirle al niño qué rima con sol, qué rima con flor, etc.
  • Que el niño identifique cual es el fonema inicial de una palabra.
  • Jugar a las palabras encadenadas, podemos empezar con el fonema final, por ejemplo: calor, ratón, nada, amapola, amarillo…
  • Poner gomets o tachar las palabras o dibujos, si el niño es muy pequeño, que tienen el mismo número de fonemas o sílabas.
  • Unir palabras o dibujos que tengan el mismo número de sílabas.
  • Unir dibujos o palabras que rimen entre sí.
  • Dar palmadas por cada sílaba que contenga una palabra.
  • Distinguir que palabras son iguales y cuales no.
  • Identificar fonemas iguales en palabras.

Recordemos que los ejercicios que realicemos en casa deben ser sólo un refuerzo o apoyo de lo que se hacen en las sesiones logopédicas, no es una obligación y por descontado debe ser siempre divertido.

La letra con RISA, entra mejor :o)

Acerca de Jessica Piñeira Díaz

Jessica Piñeira Díaz ha escrito 75 artículos en este blog.

Diplomada en Logopedia por la Univerdad de La Laguna Promoción 2008 - 677 424 209

2015-06-14T15:35:27+00:00 22 marzo, 2015|Categories: Conciencia Fonológica|Tags: , , , , |1 Comment

One Comment

  1. Dany Salas Caceres 4 marzo, 2017 at 2:20 am - Reply

    paginas muy interesantes

Leave A Comment