Blog Logopeda Jessica Piñeira

Mi hijo no traga bien: deglución atípica.

Deglucion atipica

Cuando el pediatra, otorrino o dentista nos dice que nuestro pequeño no traga, mastica o respira bien no nos imaginamos qué difícil puede resultar realizar cualquiera de estas tareas. Todos estos procesos vitales se van aprendiendo sin que nadie nos explique cuál es su mecanismo. Por lo general se aprende a “tragar normal” en cuanto dejamos de mamar ya sea por biberón o pecho, abandonamos el habito de la chupa o dejamos de chupar el dedo gordo.

Deglución Atipica

Antes de esta “evolución” tenemos una deglución infantil. La lengua se coloca en una posición más baja para poder mamar bien y a medida que el bebé va creciendo y le comienzan a salir los dientes la lengua va retrocediendo. Si llegados los 4 años  advierte que su hijo traga mal, mastica con la boca abierta y respira cogiendo aire por la boca en lugar de la nariz, es conveniente llevarlo al pediatra, otorrino, dentista y/o logopeda ya que en estos casos se habla de deglución atípica o infantil.

Las consecuencias de la deglución atípica son:

  • Respiración bucal: estos niños respiran por la boca ya que la lengua se ha mantenido en una posición baja y adelantada. Cuando la lengua se encuentra colocada entre los dientes ocasiona también la mordida abierta ya que presiona los dientes adelantándolos.
  • Problemas en los dientes (ortodoncia): aunque el pequeño no sea respirador bucal si traga mal lo más normal es que su lengua no esté en el sitio adecuado por lo que ésta desplaza los dientes. La consecuencia directa es acudir al dentista y colocar ortodoncia para conseguir una correcta oclusión dental.
  • Alteraciones de la masticación: los niños con deglución atípica suelen masticar por un lado de la boca o masticar con los dientes delanteros, todo ello debido al mal cierre de los dientes o la mala colocación de los mismos ocasionado por la acción de la lengua.
  • Dificultades de la articulación: cuando nuestro hijo es diagnosticado con deglución atípica una de las posibles consecuencias es que debido a la mala colocación de los dientes, la acústica se vea modificada ya que depende de la posición de los dientes, la agilidad lingual y de la posición y el mecanismo que se utiliza normalmente para producirlo.
  • Voz: se ve afectada en la deglución infantil al estar la cavidad bucal más o menos abierta, más o menos ancha… todo ello afecta a la resonancia de la voz pudiendo modificarla.

Y…¿Cómo es una deglución normal?

Nos resulta sencillo tragar un trozo de bocadillo, beber un poco de agua, incluso tragar nuestra propia saliva pero es un proceso en el que se ven involucrados una gran cantidad de estructuras:

  • Dientes
  • Maxilar
  • Mandíbula
  • Articulación temporo-maxilar
  • Ligamentos
  • Músculos
  • Boca
  • Laringe
  • Faringe
  • Esófago
  • Nervios craneales

La deglución normal se define muy simplemente: es el proceso neuromuscular que consiste en llevar los alimentos desde la boca hasta el estómago. Mirando la lista de estructuras que intervienen es normal que algún niño se “pierda” en algún punto o realice alguna parte de manera compensatoria provocando así una deglución atípica.

Si nuestro hijo tiene algún problema al tragar quizás no sea porque es un poco “vago”  o no está atento a lo que está haciendo y por eso se le escapa la saliva o la comida. Aunque a todos alguna vez se nos ha caído la baba al imaginar nuestra comida favorita 🙂

Acuda a su pediatra, dentista, otorrino y logopeda  si ve algún síntoma de mala deglución, mal cierre de la boca, respiración bucal, dientes mal colocados, etc. Cuando antes sea diagnosticado mejor para su correcta rehabilitación.

 

Acerca de Jessica Piñeira Díaz

Jessica Piñeira Díaz ha escrito 47 artículos en este blog.

Diplomada en Logopedia por la Univerdad de La Laguna Promoción 2008 - 677 424 209

3 Comments

¿Te ha gustado la información?